INSTITUTO TECNOLÓGICO DEL FUEGO®

 

 

 

RISK NEWS

Anatomía de un  desastre – incendio túnel carretero

 

Capítulo I

Resumen

El día 18 de marzo de 1996 a lo largo del túnel carretero Palermo-Punta Raisi, Itália, un camión estanque transportando 2.500 litros de GLP se vio involucrado en un accidente. El camión fue colisionado por un bus, cuya parte superior penetro en la trasera del camión, provocando el escape de gas y en cosa de minutos se inicio el fuego. Las largas llamaradas del GLP calentaron internamente el estanque y causaron un “BLEVE” (Boiling liquid expanding vapour and explosion” lo que significa: explosión de vapor líquido en ebullición, donde el líquido se evapora rápidamente, transformándose en vapor e inflamándose). Al momento del accidente, había 22 automóviles y un bus en el túnel, además del bus causante de la colisión, con un total de 50 pasajeros.

El tiempo de demora entre la ignición del gas y la explosión permitió que numerosos pasajeros escapasen. Entre tanto, cinco personas murieron queimadas y 25 con heridas graves (quemaduras). Diez personas presentaban quemaduras superficiales y otros traumas.

Fueron analizados los siguientes aspectos:

·        La dinámica del accidente

·        La dinámica de la operación de rescate

·        Acompañamiento de las víctimas con quemaduras graves tratadas en el Hospital para Quemaduras, en la ciudad de Palermo

 

O desastre do túnel de Palermo, con terrible dinámica, confirma la tesis de que el único camino para neutralizar la imposibilidad de predecir ese tipo de accidente es a través  de la acción de coordinación de un plan de emergencia para todos los niveles, desde la población en general, médicos, enfermeros, grupos de voluntarios, defensa civil, policía, bomberos, etc, los que deben ser entrenados adecuadamente, con campañas educativas para prevenir desastres de incendios en túneles.

Este accidente, el primer caso descrito de un “BLEVE” en el medio ambiente restricto y cerrado, puede entregar informaciones valiosas para el estudio y discusión a objeto de buscar soluciones,  evaluaciones de las operaciones y entrenamientos, con la finalidad de la ejecución de un plan de preparación de desastres con mayor seguridad.


 

Escenario del desastre

El túnel con 148 mts., de largo, con sentido de transito único de dirección hacia Punta Raisi – Palermo. Al medio del túnel,  hay una curva hacia la derecha de 25 grados. La pista posee una inclinación de izquierda a derecha para facilitar el escurrimiento de aguas para el sistema de drenaje. A una distancia de 100 metros de la entrada del túnel, hay señales de transito, limitando la velocidad en el túnel a 80 Klm/hora.

 

El túnel no posee avisos de emergencias (paineles que informan al conductor sobre vehículos en panne, colisiones o señales de peligro). Próximo a la entrada del túnel hay señales advirtiendo al conductor sobre la presencia de radares.

Paralelo al túnel, existe otro túnel con el mismo largo pero con sentido contrario de tráfico (figura 1). Ellos están unidos por un pasaje de 5x10mts. El túnel está a 10 klms de Palermo y a 7 klms del aeropuerto de Punta Raisi . Las salidas más próximas de la autopista son : Carini, Capaci y Isola delle Femmine. Las ciudades más próximas que cuentan con hospitales son :

-         Carini – distante 4 klms,  con un pequeño hospital

-         Palermo – distante 10 klms, con  un hospital especializado en quemaduras y los hospitales de emergencia de Villa Sofía y G. Cervello.

 

Fig.1 - The two parallel morway tunnels

Fig.1 – Los dos túneles paralelos, involucrados en el desastre. El fuego estaba en el túnel de la derecha.

 

Diariamente aproximadamente 40.000 vehículos transitan en cada sentido de la autopista, alcanzando su máximo en la época de verano y algunas veces al día (sobre 10.000 vehículos por hora). Al momento del desastre (14h30min), el tránsito estaba intenso, con  muchas personas regresando de las regiones próximas en dirección a la ciudad o viceversa. En aquel instante, había varios buses escolares e innumerables vuelos charter habían aterrizado en el aeropuerto de Punta Raisi.

Dinámica del desastre

El día 18 de marzo de 1996 estaba lloviendo en la región. Cerca de 14h 30 min., debido a que la pista estaba resbaladiza o debido al exceso de velocidad, un automóvil derrapo y chocó contra la barrera de protección, volcándose en la pista. Los vehículos que lo precedían, incluyendo un bus, se involucraron en el accidente, quedando el túnel bloqueado (seis vehículos involucrados). Al momento del accidente, se aproximaba el camión estanque que transportaba 2.500 litros de GLP.


 

El conductor consiguió detener el camión sin provocar un choque e inmediatamente acciono sus luces de emergencia para avisar a los demás vehículos sobre el peligro en la pista. Sin embargo, un bus con 40 pasajeros abordo, no estaba tan cerca, pero su conductor no logro controlarlo, derrapando hacia la izquierda y chocando violentamente al camión estanque. En forma inmediata, después del choque del bus, una seguidilla de colisiones fueron ocurriendo. Diecinueve autos, dos buses y un camión estanque estaban detenidos en el túnel con cerca de 50 personas. (fig. 2)

 

Fig. 2 – Reconstitución del desastre en el túnel

 

1 – bus choca y derrapa hacia la izquierda chocando al camión

2 – camión estanque parado

 

3 – pasaje de unión entre ambos túneles

4 – lugar del primer choque, que obstruye la pista y provoca el desastre

 
 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

El impacto entre el bus y el camión estanque fue violento. Como resultado, había escape de gas del estanque debido al daño provocado en la parte superior (testigos notaron una nube blanca de vapor sobre el estanque). Después de algunos segundos, y de acuerdo con informaciones de testigos, ocurrió la primera explosión. Probablemente, debido a la ignición de la nube de gas, provocado por una chispa de algún motor en funcionamiento, al contacto con un motor caliente  o a la mezcla del gas con el aire. Los testigos decían que fueron envueltos por una bola de fuego que causo quemaduras horribles en las partes expuestas del cuerpo, sin causar mucho daño a los vehículos, donde se encontraba la mayoría de las personas. El fuego envolvió principalmente al bus de pasajeros que se incendio. Más tarde, el conductor informó que vio de pronto una nube grande y negra y un “flash” al lado afuera del bus, gritando inmediatamente a los pasajeros para que se movieran hacia atrás. No consiguió abrir la puerta del bus, por lo que algunos pasajeros quebraron el vidrio trasero y escaparon.

El túnel estaba completamente envuelto por un humo negro, y es muy probable que cinco personas que estaban al lado izquierdo del bus no consiguieron escapar del humo. El fuego continuaba alimentándose del gas que escapaba del estanque. Luego de 6 a 7 minutos, cuando la mayoría consiguió escapar del túnel (excepto cuatro personas que no consiguieron escapar del humo, y sus cuerpos fueron encontrados entre el camión estanque y el bus), ocurrió una tremenda explosión y ondas de choque hacia las salidas del túnel y también del adyacente.

 

 

La segunda explosión, probablemente fue un caso de “BLEVE” causado por la acción directa del calor del estanque. Esto podría haber llevado a la inflamación del gas liquido, debido a la formación de mas gas, y al aumento de presión, y como consecuencia, la ruptura del estanque, con escape del GLP, aún en estado liquido, el que inmediatamente se evaporo. La nube de gas y el pequeño escape de GLP, pueden pegar fuego inmediatamente, causando la explosión del estanque.

Como ocurre la BLEVE ?

Una BLEVE ocurre cuando hay ruptura de un estanque bajo presión.

¿Pero que fenómeno físico ocurre?

Para comprender el  fenómeno, debemos tomar en consideración los siguientes factores:

 

1. La presión interior del estanque

Cuando el estanque está caliente, hay un aumento de presión en su interior.

2. Cantidad de líquido

Cuando el estanque está caliente, la substancia en su interior se transforma del estado líquido a estado gaseoso. Hay una disminución de la cantidad de líquido en el estanque, aumentando bruscamente la temperatura bien por sobre del punto de ebullición.

3. Superficie expuesta

El  líquido al interior del estanque puede absorber una parte del calor de las paredes del mismo y diminuye la velocidad de su adelgazamiento. Por tanto la cantidad de líquido diminuye y la superficie del estanque, expuesta y sin defensa, aumenta a su temperatura.

4. Resistencia material del estanque

La superficie  del estanque se sobrecalienta gradualmente, la resistencia del estanque diminuye cada vez más. A 400o C  el acero pierde el 30% de su resistencia. A 700o C el acero pierde el 90% de su resistencia. En general la superficie del estanque se sobrecalienta y pierde sus propiedades mecánicas, llevándolo a la ruptura. Cuando la presión interior aumenta más de lo que puede soportar el estanque, este se rompe y el BLEVE ocurre. Es  preciso igualmente comprender que cuanto menor el estanque, más rápidamente ocurrirá el BLEVE, debido a la facilidad de calentamiento, la presión aumentará en su interior y las paredes del estanque se debilitaran.

 

El BLEVE puede ocurrir en pequeños estanques:

 

Dimensiones del estanque

Tiempo de resistencia del estanque antes de que ocurra el BLEVE

400 litros

3 – 4 minutos

4000 litros

5 – 7 minutos

40.000 litros

8 – 12 minutos

Fuente : Université Queen’s, Kingston – Ontário – Canadá   a.m. Birk – investigadores

Investigación financiada por Transport Canadá, direction du transport dês marchandises dangereuses - 1996


 

Las consecuencias del BLEVE son las siguientes:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 1.      Bola de fuego

Si el contenido del estanque es inflamable, en ese caso hay una ignición de la sustancia y el resultado será una bola de fuego. De los ensayos experimentales efectuados con estanques conteniendo propano se produjeron bolas de fuego con las siguientes características:

 

Dimensiones del estanque

Radio de la bola de fuego

400 litros

18 metros

4000 litros

38 metros

40.000 litros

81 metros

Fuente : Université Queen’s, Kingston – Ontário – Canadá   a.m. Birk – investigador

Investigación financiada por Transport Canadá, direction du transport dês marchandises dangereuses - 1996

 

Igualmente es posible que una sustancia no se inflame después del BLEVE  y se disperse bajo la forma de nube en la dirección del viento. Ella se puede inflamar súbitamente, en cualquier momento, con consecuencias catastróficas. Si el contenido del estanque no es inflamable (por ejemplo, un cilindro de oxigeno líquido) no habrá bola de fuego.


 

2.      Radiación térmica

Si una bola de fuego fuera generada durante el BLEVE, una importante radiación térmica será producida. Los involucrados deben respetar las distancias mínimas en relación al estanque a fin de evitar la radiación. Esta distancia es establecida en cuatro veces el radio de la bola.

Dimensiones del estanque

Radio de la bola de fuego

400 litros

Más o menos 90 metros

4000 litros

150 metros

40.000 litros

320  metros

Fuente : Université Queen’s, Kingston – Ontário – Canadá   a.m. Birk – investigador

Investigación financiada por Transport Canadá, direction du transport dês marchandises dangereuses - 1996

 

3.      Onda de choque

El BLEVE siendo una explosión, es acompañada de una detonación y cambio en el aire.

La única manera de no ser afectado por la onda de choque, es mantenerse alejado lo más lejos posible del lugar de la explosión. Respetando las normas mínimas de aproximación,  los involucrados permanecen fuera del alcance de los efectos de la detonación.

 

4.      Proyección  de fragmentos

Una de las consecuencias más peligrosas del BLEVE, es la proyección o lanzamiento de fragmentos o esquirlas. La única constatación que las pruebas pueden establecer frente a la proyección de fragmentos, es que estos son impulsados principalmente hacia los lados de las extremidades del estanque. Esta proyección es tan imprevisible  y pocas veces alcanzan grandes proporciones. Pero en esos ensayos, los fragmentos pueden alcanzar cerca de 230 metros  del lugar del BLEVE. Un accidente que ocurrió en Texas – USA, los fragmentos fueron encontrados a más de 1 kilómetro. Es necesario recordar que aunque los involucrados respeten las distancias mínimas de aproximación, los fragmentos pueden alcanzarlos. La mejor solución es  por tanto proceder a la evacuación hacia una zona establecida como segura a 22 veces el radio de la bola de fuego.

 

Dimensiones del estanque

Radio de evacuación

400 litros

400  metros

4000 litros

800 metros

40.000 litros

1800 metros

Fuente : Université Queen’s, Kingston – Ontário – Canadá   a.m. Birk – investigador

Investigación financiada por Transport Canadá, direction du transport dês marchandises dangereuses - 1996

 

En resumen, las consecuencias de un BLEVE son devastadoras. La mejor solución de protegerse de sus efectos, es alejarse lo más lejos posible.

 

Análisis de vulnerabilidades

1.                Daños físicos: estimación de muerte y heridos

           Causas predominantes: radiación térmica, onda de choque y efectos tóxicos

2.                Daños materiales: daños a equipos, instalaciones, etc.

           Causas predominantes: ondas de choque y radiación térmica

Después de examinar cuatro pedazos del estanque, encontrados luego del desastre, se confirmo que la explosión ocurrió al interior del estanque, en su parte central ( fig. 3a, 3b e 3c)

Fig. 7a - The tank-truck after explosion.

Fig. 7b - Pieces of the tank-truck after explosion.

Fig. 3a – El camión estanque después de la explosión.

Fig. 3b – Pedazos del camión estanque después de la explosión.

Fig. 7c - Pieces of the tank-truck after explosion.

Fig. 3c – Pedazos del camión estanque después de la explosión.

 

Continúa  en la edición siguiente

 

Traductor – Francisco Diaz-Valdes Grez

 

 

Fuente:

Annals of Burns and Fire Disasters , 1997  - Fire disaster in a motorway tunnel

Masellis Michele., laia A., Sferrazza G., Pirillo E., D'Arpa N., Cucchiara P., Sucameli M., Napoli B., Alessandro G., Giairni S. - Divisione Chirurgia Plastica e Terapia delle Ustioni, Ospedale Civico, Palermo, ltaly

 

  

** Risk News es un clipping semanal de Vera Publicaciones con circulación dirigida a Especialistas  en Prevención de Riesgos. Es prohibida la reproducción del  informativo, en cualquier medio de comunicación, electrónico o impreso. Periodista Responsable:  Vera Eunice D’Ângelo –  Email: veradangelo@uol.com.br

VOLVER

 
Enviar correo electrónico a info@itfuego,com , con preguntas o  comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2000/ 2014 -itfuego.com- I.T.F - Instituto Tecnológico del Fuego. Todos los derechos reservados