INSTITUTO TECNOLÓGICO DEL FUEGO®

 

 

 

El mercado Santa Isabel de Guayaquil terminó en cenizas

Redacción Guayaquil

Los vecinos de las ciudadelas Sauces II y La Garzota escucharon la voz de alarma a las 05:45 de ayer. Lenguas de fuego y una espesa columna de humo salían del techo del supermercado Santa Isabel.

Unos 600 bomberos fueron a la emergencia. A las 08: 30, de ayer se controló el fuego.
Ampliar Imagen 
Foto: EL COMERCIO

Pronto los callejones que circundan al comisariato, que ocupa una manzana entera, se transformaron en hornos por las altas temperaturas. Los bomberos trabajaron arduamente para sofocar el fuego, pero éste sólo pudo ser controlado cuatro horas después. 

El suceso no dejó muertos o heridos de gravedad. Pero causó alarma en el norte de Guayaquil. El jefe del Cuerpo de Bomberos, Jaime Cucalón, señaló que hubo bomberos asfixiados por el denso humo que había  en el interior del supermercado.

Estimó que este incendio puede considerarse como uno de los más grandes de los últimos cinco años en el Puerto Principal.

El supermercado está ubicado en un populoso sector del norte de la ciudad, a cinco minutos de la terminal terrestre.  Sin embargo, la espesa columna de humo que produjo el fuego era visible desde el centro de la ciudad.

Juan Carlos Zambrano, vecino del local, indicó que las llamas  comenzaron en la parte posterior del local, donde están las bodegas. El ciudadano se quejó de que la primera autobomba tardó 15 minutos en acudir al lugar, pese a que frente al comisariato está la estación 13 del organismo de socorro y hubo llamadas de auxilio. Esta versión fue desmentida por Cucalón, quien aseguró que sus hombres llegaron a los cinco minutos del primer aviso.

La estructura de fierro que cubría la segunda planta del supermercado se balanceaba con el calor que producía el fuego. Poco a poco, las planchas del tumbado cedieron. Y, a las 06:30, la parte trasera izquierda se desplomó sobre la acera. Esto permitió que los bomberos pudieran rociar agua directamente a las lenguas de fuego que salían por el hueco.

En la zona no se cortó la energía eléctrica de inmediato, lo cual pudo causar un siniestro mayor. José Behr, vecino del sector, contó que el suministro de este servicio fue suspendido recién a las 07:00, “lo cual significó un grave riesgo para los vecinos”.

José Campoverde, otro morador,  temía la explosión de los cilindros de gas, pues en la planta baja del local funcionaba un restaurante. Él, al igual que decenas de vecinos, colmaron las calles alrededor del supermercado para presenciar el incendio.

El techado del comisariato finalmente no soportó el calor. A las 07:20, el 80 por ciento del tejado estaba sobre las perchas: el comisariato estaba devastado. Los productos se veían consumidos por el fuego en el piso, los mostradores cubiertos de hollín y había pedazos de techo sobre la mercadería.

Cucalón señaló que la estructura de metal  que cubría el segundo piso del comisariato cedió porque estaba forrada de espuma aislante, que fue rápidamente consumida por las llamas. Pero aseguró que la mayor parte de la mercadería y los congeladores no fueron afectados por el fuego.

Las causas del incendio tratarán de determinarse hoy, en un peritaje que realiza la Policía. La primera hipótesis es que el fuego  fue causado por  un cortocircuito en las bodegas. Durante el siniestro,   una docena de empleados sacó computadoras y documentos del área administrativa, donde el fuego aún no había llegado.

Local matriz de la cadena

La  empresa se constituyó el 7 de julio de 1995. Se estableció en el centro comercial La Puntilla,  en la vía a Samborondón. El local fue cerrado cuando dicho ‘mall’ fue incautado al ex banquero Fernando Aspiazu. Así la matriz se trasladó a la ciudadela La Garzota.

La matriz del supermercado Santa Isabel está ubicada en una zona densamente poblada del norte de la ciudad.
La Garzota y Los Sauces son las ciudadelas que colindan con el comisariato.

En once años, Santa Isabel abrió tres locales bajo el nombre de Supermercado Chabelita. Los representantes de la compañía se negaron ayer a emitir declaraciones respecto al incendio que afectó al supermercado.

Santa Isabel  es propiedad  de Alfredo Dassum Aivea, hermano del presidente de la cámara de Comercio Alberto Dassum, y de María Auxiliadora Monserrate Neme Achi, quien es la gerenta de la firma. Este supermercado vende víveres, productos agrícolas, ropa y carnes al por menor.

Sí hay póliza de seguro

En el operativo efectuado ayer para aplacar las llamas en el local principal de la cadena Santa Isabel participaron 300 bomberos, entre voluntarios y empleados de planta. Además acudieron 52 unidades móviles, entre autobombas, tanqueros, carros de rescate y carro con escalera, todos de esta institución, que empleó en el operativo cerca de cuatro horas.

La Policía Nacional acordonó el área con 80 uniformados, para impedir que los curiosos se acercaran al lugar del siniestro desde tempranas horas de la mañana. Las populosas ciudadelas La  Garzota y Los Sauces, al norte de la urbe porteña, colindan con el comisariato Santa Isabel.

Aléx Antón, gerente jefe comercial de la cadena, informó que las instalaciones del comisariato estaban aseguradas, pero no precisó el monto de la póliza. Walter Delgado, uno de los empleados, dijo que el comisariato demandó de una inversión de 1,2 millones de dólares para su apertura, hace ocho años.Inicialmente, el mercado trataba de ser la competencia de similares negocios.

 

 
Enviar correo electrónico a info@itfuego,com , con preguntas o  comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2000/ 2014 -itfuego.com- I.T.F - Instituto Tecnológico del Fuego. Todos los derechos reservados