INSTITUTO TECNOLÓGICO DEL FUEGO®

 

 

 

 

 RISK NEWS

Tragédia en casa nocturna en Belo Horizonte

 

Cuadro de texto:  
Humberto Nicolini/"Hoje em Dia"
Un incendio destruyo e la madrugada del sábado, 24 de noviembre del 2001, la casa de espectáculos  Canecão Mineiro, en Belo Horizonte.

Provable causa

La quema de una cascada de fuegos artificiales sobre el palco de shows, poco antes de que un grupo de pagode se presentara.

En el  momento en que el grupo de pagode Armadilha iniciaba  su show, alrededor de las  2 de la madrugada, la cascada de fuego  fue encendida. El aislante del techo usado  para mejorar la acústica del  galpón pego fuego y las  llamas  se propagaron  con facilidad por los cables y por las paredes revestidas  de espuma, altamente inflamables.

Prohibición de fuegos de artifício

El recurso escénico  de lluvia de plata (espectáculo pirotécnico) utilizado  frecuentemente por el grupo de pagode Armadilha, en el interior de la casa de espectáculos  Canecão Mineiro, nunca fue contestado  por los propietarios del  local, por el jefe del  Area de Ingeniería del  Instituto de Criminalística, Éder Mascarenhas, quien enfatiza que está prohibido el uso de fuegos artificiales al interior de cualquier establecimiento.

Propagación del incendio

Cuadro de texto:  
Hoje em Dia-Sidney Lopes – Techo de la casa nocturna Canecão Mineiro luego  del incêndio.
Instantes antes del  inicio del  show de la Banda Armadilha, poco antes de las  2 de la madrugada, un funcionario de la casa encendió algunas  pilas  de fuegos artificiales conocidos como “Lluvia de plata", que caían desde el techo e iluminaban el galpón, el que se encontraba con sus luces apagadas para anunciar el espectáculo de la Banda Armadilha.  Fue cuando los fuegos lanzaron lenguas de fuego en el forro de madera, aislante y plástico.

En menos de tres minutos la tragedia estaba consumada.

El pánico rápidamente tomo cuenta de las más de mil personas  que se encontraban al interior del  galpón.

 

Las  llamas  avanzaban por el techo, y partículas  de plástico y aislante incandescentes que caían sobre las personas, incendiaban el cabello y las  ropas  de hombres y mujeres, quienes presas del pánico, se pisaban unos a otros en busca de una salida.

La oscuridad y el humo tóxico, que invadían el ambiente de la edificación, solo conseguían aumentar el pánico. En menos de cinco minutos, con la mayoría de las  personas  aún en busca de refugio, lo que quedaba del techo incendiado, cayo sobre la multitud. La temperatura del  fuego alcanzo a los 600 grados centígrados a la altura del  tejado.

Canecão Mineiro

El Canecão  Mineiro era un local de espectáculos populares, con una área construida de 2.400 m2 y con capacidad para 3.000 personas. Cerca de 1.500 se encontraban en ese momento en el local.

Vítimas

Según  la Policía Militar, el número oficial de víctimas  fue de siete muertos y 340 heridos.

Atención médica

Los dos principales puestos de Urgencias Medicas de Belo Horizonte, el Hospital João XXIII, de la red estatal, y el Odilon Bherens, de la red municipal quedaron repletos con la atención de las personas que estaban en la casa nocturna incendiada.

En el João XXXIII, fueron convocados 45 médicos para ayudar a los de turno. Pacientes con heridas de menor gravedad fueron ubicados en camillas improvisadas en los corredores, ya que las áreas de atención quedaron llenas.

Fueron atendidas 132 personas, y cerca de 67 continuaban internadas. Las restantes 28 víctimas  fueron trasladadas  para hospitales particulares.

Según la doctora Beth Kophi, coordinadora del  sector de emergencia, el mayor número de casos fue de personas  con quemaduras e problemas  de intoxicación a causa del humo. "Nosotros tenemos aquí diez pacientes en grave estado, siendo que cuatro de ellos tienen una situación que puede ser considerada de muy grave", dijo ella.

Muchas  personas  que llegaban al hospital con problemas de intoxicación, incluso aparentando buenas condiciones respiratorias luego de la atención, tuvieron que quedar a lo menos 12 horas en observación.

En el Odilon Bherens, fueron 122 personas fueron ingresadas al  hospital, y más 32 casos fueron tratados en un lugar improvisado. Los pacientes también fueron atendidos en los corredores.

Según  informo la coordinadora de Turno, la Doctora Paula Martins, fueron atendidos pacientes con quemaduras de todos los tipos, desde leves hasta graves. Ella informo que el equipo que atiende normalmente fue doblado para conseguir atender a todos los pacientes y lograr desocupar los corredores. 

En los casos  más simples, fueron realizadas curaciones, retiros de tejido necrosado y recetada la medicación. Si los paciente estuviesen estables, iban siendo  dados de alta, con indicaciones de puestos de salud donde podían continuar su tratamiento.

Según Paula, más del 50% de las  víctimas  ya habían sido dadas de alta al final de la mañana del sábado, y las otras continuarían en el Hospital, en observación, siendo que seis personas estaban internadas en el    sector de emergencia, con quemaduras  de 3º grado (cuando son retiradas  muchas camadas de la piel), quemaduras graves (en gran porcentaje del  cuerpo) y obstrucciones de las  vías  respiratorias.

Para la atención, fueron movilizados 11 médicos clínicos, seis cirujanos generales, siendo uno de ellos residente, cinco cirujanos plásticos y un refuerzo de 12 auxiliares de enfermería y tres enfermeros.

Equipos de Seguridad

Cuadro de texto:  
Hoje em Dia

La casa de espectáculos Caneco Mineiro no tenía las condiciones mínimas de seguridad. Los cinco extintores, a pesar de estar cargados, no estaban funcionando, según el Cuerpo de Bomberos. Además de eso, no había salidas de emergencia, puertas  corta fuego, ni  hidrantes.

Además de la falta de estructura contra incendios, la tragedia fue causada por la obstrucción de la única salida existente en el local. La puerta tenía cuatro metros de ancho.

 

A partir de ella se abrían dos rampas laterales en forma de “S”, las que llegaban a otra puerta, entonces las personas solo tenían acceso al área donde era realizado el show.

La Canecão Mineiro no tenía salida de emergencia, lo que podría haber disminuido el numero de víctimas. El Comandante del Cuerpo de Bomberos, Coronel José María Gomes, dijo que la señalización y salida de emergencia, abertura compatible con el flujo de personas y con la capacidad del local, son normas que deben estar previstas en el proyecto de prevención contra incendios, y ser elaborados por el establecimiento.

Salida de emergencia

El Canecão Mineiro no tenía estructura de emergencia para funcionar como casa de espectáculos, según dijo el Capitán  Antônio Rocha, del  Cuerpo de Bomberos. No existían salidas de emergencia ni otros ítems obligatorios de seguridad, tales como iluminación propia para esos casos, ni señalización de salidas. Por eso cada uno intento salir como pudiera.

Pánico en el momento del  incendio

Cuando el fuego aumento, la luz del galpón se corto, lo que hizo que las personas tuvieran que buscar la salida en la oscuridad. La única salida era un acceso de aproximadamente 4 mts., de ancho

"Algunas  personas  intentaban escalar las  paredes para alcanzar el tejado. No se lograba ver nada a causa de la falta de luz y el humo”, comento el comerciante Aristides Silvao, de 24 años, quien sufrió lesiones leves.

"Vi mucha gente gritando, pidiendo auxilio y sin saber para donde correr. Era una desesperación total”, comento Demilson Nunes, un de los integrantes de la banda de pagode Nova Geração, quienes iban a realizar la última presentación de la noche.

Fábio Roberto Moreira, de 25 años, internado  con quemaduras y heridas en el Hospital JOÃO XXIII, dijo que el pánico era general dentro de la casa nocturna Caneco Mineiro. Además del humo y la oscuridad, el material del techo que se incendiaba, caía sobre las cabezas del público. “Fue algo que nunca antes había visto”

Fuga en la oscuridad

Por la destrucción provocada por el incendio, la única ruta de escape posible para las personas, acorraladas por el fuego y el humo, era por las escaleras, en un ambiente oscuro y asfixiante.

Para lograr llegar a la portería, tuvieron que bajar corredores de escaleras de 16 escalones y un metro y medio de ancho, y luego otra escalera de 17 escalones con un ancho de cuatro metros.

Vencida esa dificultad, atravesaban una puerta y tenían que recorrer doce metros más, hasta llegar a la portería, donde también existía una gran aglomeración.

Algunas personas lograron salir por el tejado, con la ayuda de una escalera de madera que se encontraba en el local.

Rescate

Según la Policía Militar, el rescate de todas las víctimas del Canecão Mineiro demoro por lo menos dos horas, y al menos 40 personas consiguieron escapar rompiendo parte del tejado en otro sector del galpón donde las llamas aún no alcanzaban. Como la asistencia médica fue prioridad para las personas en estado grave, solamente cerca de las 04 A.M. del día sábado es que los bomberos consiguieron retirar a todas las personas que se encontraban en el tejado.

Falta de permiso municipal.

El Canecão Mineiro, no tenía los permisos municipales para su funcionamiento, además del plan de seguridad. La falta de permiso de funcionamiento fue confirmada por el Inspector General del Municipio, señor Marco Antonio Teixeira.

El propietario de la casa de espectáculos, Rubens Resende Martins, usaba el Permiso municipal de la antigua casa nocturna llamada “Trem Caipira”, la que funcionaba en el mismo local y que había sido extendido por la Municipalidad en Febrero del 2000. El Canecão funcionaba hacía siete meses.


Martins confirmo la falta del permiso. "Como el Trem Caipira también era un local de espectáculos, yo pense que el permiso continuaba siendo válido". El además dijo que no tenía seguros comprometidos, pero que haría “todo lo posible para indemnizar a todas las víctimas".

Inclusive, el antiguo Permiso Municipal otorgado para el funcionamiento del “ Trem Caipira” no tuvo la fiscalización del Cuerpo de Bomberos, que es el organismo competente para analizar el Plan de Seguridad, verificar las salidas de emergencia e hidrantes, además de otros ítems.

"En la época en que el Permiso Municipal fue concedido, la ley no exigía la fiscalización del Cuerpo de Bomberos. Esa modificación ocurrió en Agosto del 2000, cuando la ley municipal fue cambiada”, dijo el Inspector General del municipio.

Investigación policial

Los resultados del informe de peritos, que registraran las irregularidades en el funcionamiento del local, serán presentados oficialmente a partir de la conclusión del informe técnico, previsto para 30 días.

Pero  los peritos del  Instituto de Criminalística, que trabajaron durante todo el fina de semana en el levantamiento físico de la casa de espectáculos, constataron la evidencia de fallas en el sistema de prevención  de incendios, lo que podría haber evitado la tragedia.

De acuerdo con el perito Gérson Campera, la casa nocturna contaba solo con cuatro extintores y ningún hidrante para abastecer los equipos, ni sistema de sprinkler. Además de eso, poseía una sola salida de emergencia.

Falta de fiscalización en estabelecimentos comerciales

El Cuerpo de Bomberos, organismo garante para la fiscalización de los cerca de cuatro mil establecimientos comerciales de BH, necesitarían  usar a todos sus efectivos (3,500  hombres en el Estado) en esa actividad, por un periodo ininterrumpido de un año.

Los peritos confirmaron que el Canecão Mineiro no ofrecía la más mínima seguridad cuando el incendio provoco la muerte de siete personas y dejo heridas a mas de 300.

La Municipalidad alega que solamente el año pasado, la legislación paso a exigir un proyecto de prevención en el combate a incendio para la otorgación del Permiso Municipal.

Justicia

La Defensoria Pública de Minas Gerais hará un trabajo comunitario para atender a los heridos y familiares de las  siete personas  que murieron en la tragedia del “Canecão Mineiro".

Será el primer paso para la acción que será impetrada en la Justicia por los defensores públicos para cobrar de los propietarios del  Canecão una indemnización por daños morales, materiales o estéticos.

La Defensoria Pública estudia la posibilidad aún de cobrar la indemnización de la Prefectura de Belo Horizonte (PBH). En ese caso, va a depender de la resolución  del  Ministerio Público de quien es la responsabilidad de la tragedia.

Falta de equipo para los bomberos

Según la apreciación de los Oficiales del Cuerpo de Bomberos Militares de Minas Gerais (CBMG), la tragedia ocurrida en el Caneção Mineiro, la madrugada del día sábado, puede ser considerada pequeña, frente a las deficiencias que la corporación presenta en todo el Estado.

Falta equipamiento, vehículos, escalas y personal suficiente para atender un gran demanda o una tragedia de proporciones.

El Comandante de la Corporación admite que existen esas precariedades, pero dice que esta siendo preparado una propuesta pública para la contratación de 300 bomberos, y que ya hay proyectos para la adquisición de equipos, y una licitación para la compra de vehículos. Para formarse una idea, el promedio de edad de la flota actual de vehículos, es de 12 años. 

El presidente de la Asociación de los Oficiales de Policía Militar y del Cuerpo de Bomberos, Mayor Domingo Sávio de Mendoça, agrega que en Belo Horizonte existe solo un carro porta escalas de 44 metros, y nueve cuarteles, siendo que uno de ellos queda a disposición del Aeropuerto de Pampulha.

Tienen que haber cuarteles más próximos. Además de eso, si hubiera más de un incidente en la Capital al mismo tiempo, no hay como atenderlo.

El oficial observa que por las determinaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), es necesario un bombero por cada mil habitante. En Minas la fuerza es de 3.600 hombres, siendo que lo necesario sería de 17.000.

Otro Oficial, quien no se quizo identificar, afirmo que las escalas disponibles en el Estado, solo alcanzan hasta un decimo tercer piso. “Si el edificio fuera más alto, no dá para salvar a las victimas”, dijo. 

Conclusión de la investigación inculpa a 16 personas por el incendio en el    Canecão

Cuadro de texto:  
Letícia Abras  – Hoje em Dia
 Perito revisa el interior de la casa nocturna Canecão Mineiro.

La Policía Civil de Belo Horizonte, como resultado de su investigación,  inculpo a 16 personas, entre ellas a los músicos de la Banda Armadilha, por ser indicados como responsables por la presentación de fuegos pirotécnicos, los propietarios de la Casa de Espectáculos, secretarios y fiscalizadores de la municipalidad, un Oficial de la Policía Militar y un Detective de la propia Policía, por los crímenes de homicidio culposo y lesiones corporales

El informe final agrega que además de la muerte de siete personas, el incendio causo lesiones en más de 360 personas asistentes al espectáculo.

Basado en los testimonios e investigaciones efectuados en la fase inicial de la investigación, el Delegado Carlos Antonio dos Santos, revelo en el informe, que en muchos de los testimonios presentados, sobretodo por funcionarios públicos municipales, quedo demostrada la omisión del poder público, el que contribuyo indirectamente en las causas del incendio.

Según detalles del informe de la investigación, en todos los testimonios presentados por los funcionarios de la PBH (Prefectura de Belo Horizonte), existen antecedentes de la inexistencia de fiscalización en la casa de espectáculos.

El ex secretario municipal de Actividades Urbanas, Délcio Antonio Duarte, fue especialmente citado por el hecho de haber recibido, mucho antes del hecho del incendio del Caneção Mineiro, el oficio Nº 6.061/2000, enviado por el Grupo de Prevención e Inspección del Cuerpo de Bomberos Militares, en el cual consta información sobre las irregularidades del sistema de prevención contra incendios del galpón donde funcionaba la casa de espectáculos.

El Cuerpo de Bomberos, informa además en ese documento, que había notificado ya dos veces al comerciante Rubens Resende Martins, sin que él corrigiese las irregularidades. Eso según el Cuerpo de Bomberos, era suficiente para que la casa de espectáculos nocturnos hubiera sido clausurada.


Comentário del  Risk News

En Brasil, luego de una gran tragedia, indagamos: ¿Qué hubo de errado? Y  nunca nos preocupamos con la prevención. ¿Que puede resultar errado?

Pasado  algún tiempo, volvemos a las rutinas de deficiencias de los órganos competentes, esto es el ciclo de las cuatro F’

bulletFalta de recursos de los órganos responsables,
bulletFalta de fiscalización,
bulletFalta de aplicación de las  normas  de seguridad, y
bulletFalta de prevención.  

 

Fuente: Hoje em Dia, Folha de São Paulo y O Estado  de São Paulo en el  período del 25 de novimbre al 29 de diciembre del 2001.

 

 Tragédia puede repetirse

 

Noventa por ciento de las  casas  de espectáculos existentes en Belo Horizonte no serian aprobadas  hoy si pasaran por una revisión mas detallada del  Cuerpo de Bomberos. La afirmación es del perito de Ingeniería Legal del  Instituto de Criminalística, Gérson Câmpera.

 “Si los propietarios hubieran seguido la Ley de Uso del  Suelo, de la prefectura, con toda seguridad la tragedia no habría existido", afirma Câmpera.

La ley municipal determina las  normas  que deben contemplarse en la construcción. Además de eso, también existen las  Normas  Técnicas  Brasileñas  (NBR) las que hablan sobre las  condiciones mínimas exigidas. “No se como las  personas  consiguen un documento sin las  condiciones mínimas  de seguridad. Las irregularidades en la construcción y en la prevención de  incendios aceleran las condiciones para que el incendio alcance las proporciones a que llego", se lamenta.

El Cuerpo de Bomberos refuerza la denuncia, y afirma que un gran número de establecimientos funciona con permisos municipales provisorios y sin control de fiscalización. “La propia Prefectura no sigue lo que escribe y pone como condición la certificación de Bomberos. Sin embargo, otorga a algunos establecimientos permisos temporales”.

“En algunas  casas  nocturnas  el riego es el mismo, pero infelizmente los militares no pueden hacer nada, porque eso compete a la prefectura”, afirmo el Capitán Carlos Alberto Marques de Oliveira, Jefe de la sección Normalización y Pericia del Centro de Actividades Técnicas del Cuerpo de Bomberos.

Él informo que una famosa casa nocturna, situada en la Raja Gabaglia, solo tiene el proyecto aprobado  para su funcionamiento como bar, pero no lo modifico después de que se amplío para funcionar como casa de espectáculos.

De acuerdo con el Cuerpo de Bomberos, la otorgación del Permiso Municipal para el funcionamiento de cualquier establecimiento es de responsabilidad de la municipalidad y este se basa en la Ley Municipal Nº 2060/72, la que determina la elaboración de un proyecto de Prevención contra incendios para casa comerciales, industrias y residencias multifamiliares, es decir, edificaciones con más de tres pisos y con un área superior a los 750 metros cuadrados.

El proyecto debe pasar por el Centro de Evaluación Técnica del Cuerpo de Bomberos para que sea otorgado un Certificado de Aprobación del Proyecto. Sobre la base de ese documento, el municipio autoriza el inicio de la obra.


Después del termino de la edificación, el Cuerpo de Bomberos debe realizar una inspección para chequear las obras conforme al proyecto antes aprobado por ellos, y emite un certificado de liberación. Solo entonces la municipalidad puede autorizar su permiso de habitación.

Según los bomberos, el local donde funciona el Canecão Mineiro fue concebido y proyectado para ser kartódromo, (pista de carreras para Kart) con autorización para eso el año 1966, pero se convirtió en casa de espectáculos sin ningún proyecto de prevención contra incendios.

 

Fuente: Hoje em Dia - noviembre del 2001.

 

 

Traductor – Francisco Diaz-Valdes Grez

 

 

 

Risk News
Periodista Responsable:  Vera Eunice D’Ângelo – Email:
veradangelo@uol.com.br

Es prohibida la reproducción del informativo, en cualquier medio de comunicación, electrónico o impreso.

itfuego.com

VOLVER

................................................................................................................................................
Enviar correo electrónico a info@itfuego,com , con preguntas o  comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2000/ 2014 -itfuego.com- I.T.F - Instituto Tecnológico del Fuego. Todos los derechos reservados