INSTITUTO TECNOLÓGICO DEL FUEGO®

 

 

 

Incendio en edificio de Tucumán - Argentina 

CONVULSION EN UNA CUADRA POBLADA POR NUMEROSOS COMERCIOS, UNA MEDICINA PREPAGA Y UN COLEGIO en Tucumán

Otro incendio en el centro en cuatro días

 

El cortocircuito en un electrodoméstico en un departamento de Laprida al 200 habría causado el siniestro. Los habitantes de cinco pisos fueron evacuados. Sólo hubo daños materiales.

Las personas que caminaban por Laprida al 200 notaron que la capa de humo era excesiva para el movimiento de vehículos propio de esa hora -las 13.40-. Cuando observaron en forma detenida, vieron que del quinto piso del edificio, ubicado al lado de una empresa de medicina prepaga, salía gran cantidad de humo, junto con llamas. Los bomberos fueron llamados de inmediato para conjurar el segundo incendio en cuatro días en el microcentro.
Los primeros en reaccionar fueron Juan Basualdo, Pedro Orquera y Andrés Abregú, efectivos de Patrulla Urbana que recorrían la cuadra a esa hora. Con decisión, ingresaron al inmueble y avisaron a los propietarios. Todos salieron en forma ordenada, excepto la familia Igarza, que ocupaba un departamento del quinto piso.
“No podría decir a cuántos sacamos. Creo que fueron diez”, afirmó el primero.
Los policías forzaron la puerta y lograron sacar a un matrimonio de edad avanzada, una joven embarazada y un niño. Los cuatro habían quedado atrapados en el balcón, ya que el humo ocupó todo el living y no pudieron salir a la vereda.
La cuadra había sido cortada. Los vehículos fueron desviados por Mendoza. No hubo demasiadas complicaciones porque los numerosos comercios de la cuadra habían cerrado. Sólo quedaban algunos alumnos del colegio “Herman Hollerith”, que presenciaron la actuación de los bomberos.
Una autobomba se detuvo en el lugar, seguida por varias ambulancias que trasladaron al hospital Centro de Salud a algunas personas intoxicadas con humo.
Entre ellas figura el agente Abregú, uno de los efectivos que organizó la salida del edificio céntrico.
La dotación, compuesta por Efraín Navarro, Manuel Ruiz, Diego Villarreal, Sergio Rivero, Julio César Suárez y José Aira controló la situación.
Según los expertos, la causa de este siniestro fue un falso contacto en la toma a la que estaba conectada la heladera. La chispa llegó a un elemento combustible. Las llamas provocaron daños materiales en la ropa y algunos muebles de la familia Igarza.
El lunes pasado, una concesionaria de motos ubicada en 24 de Septiembre al 1.100 fue presa de las llamas, que alcanzaron 20 metros de altura. Los vecinos llamaron al 100 para que lleguen los bomberos. Otro siniestro se produjo anteanoche, en avenida Roca al 700
Un interno de la línea 18 sufrió un desperfecto mecánico que generó humo. Trascendió que el chofer no contaba con matafuegos, por lo que tuvo que pedir uno en un supermercado ubicado en esa cuadra, para sofocar el principio de incendio.

Alerta máxima

Mario Alberto Endrizzi
mario.endrizzi@elsigloweb.com


Por ahora, la desgracia no se posó en los inmuebles del microcentro afectados por las llamas en estas últimas semanas. Pero los vecinos no deben esperar que Dios los cuide si ellos no son los primeros en ayudarse.
Los integrantes de cada propiedad horizontal deben cambiar su mentalidad. No es un ruego, sino un derecho, exigir a los administradores de edificios explicaciones sobre el funcionamiento de matafuegos, conexiones de electricidad y gas y salidas de emergencia, entre otros aspectos básicos de seguridad.
Defensa Civil municipal y provincial no debe bajar la guardia. Además de los simulacros de evacuación en escuelas y reparticiones públicas, el control en los edificios debe ser constante y sin ánimo recaudatorio (sea por coima o multa).
Los bomberos son el rostro visible de estos hechos. Todos observamos su valor y predisposición para ayudar a las víctimas, sin hacer caso a la precariedad de elementos para desarrollar su labor. Ojalá no sean utilizados para mostrar la buena imagen de la Policía y que esos elogios se traduzcan en equipamiento y capacitación.
Las autoridades tienen la palabra, pero no es menor la responsabilidad de la comunidad para prevenir desgracias.
La seguridad empieza desde la educación en la casa, sigue con el medio en que uno vive y continúa con peticiones al funcionario encargado.
Con esa actitud, se evitará que ardan la ciudad y la provincia.

http://www.elsigloweb.com

 
Enviar correo electrónico a info@itfuego,com , con preguntas o  comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2000/ 2014 -itfuego.com- I.T.F - Instituto Tecnológico del Fuego. Todos los derechos reservados