INSTITUTO TECNOLÓGICO DEL FUEGO®

 

 

 

Cuatro heridos al quedar envueltos por las llamas cuando extinguían un fuego en Tineo

Foto

Servando López, ayer, en su habitación del Hospital Central de Asturias.

 

 

Las víctimas preparaban un cortafuego en una zona de difícil acceso y se vieron sorprendidas por un brusco cambio de viento, que les echó las llamas encima


Doce del mediodía. Cuatro trabajadores forestales, miembros de un amplio retén que intentaba desde la madrugada apagar un incendio forestal en las proximidades de la localidad de Bullacente, en Tineo, se quedan atrapados por las llamas. El fuego les rodea. El viento les había jugado una mala pasada, volviendo el peligro contra ellos. Alguien toma una decisión: saltar, atravesar el fuego. Eso, la rápida intervención de sus compañeros y la llegada casi inmediata de los dos helicópteros de Bomberos de Asturias, salvaron sus vidas.

Los trabajadores fueron evacuados al Hospital Central, uno de ellos, Servando López, de la empresa Esvaco, con quemaduras de segundo grado en la cara y la mano derecha. Las otras tres víctimas, una de Esvaco y las dos restantes de Parrondo, fueron dadas de alta, aunque una de ellas con lesiones de mayor consideración, por inhalación de humo.

El incendio se desató a las dos de la madrugada de ayer y al cierre de esta edición aún no había sido extinguido, ya que el viento imposibilitaba el empleo de medios aéreos, según el 112. Tras varias horas de trabajo, los heridos, junto con varios compañeros y bomberos, preparaban sobre las doce del mediodía un cortafuego en una zona escarpada, cuando se vieron sorprendidos por un brusco cambio de viento. El aire, con rachas de hasta 90 kilómetros, les arrojó el fuego encima.

«El fuego es traicionero y nunca sabes cómo va a reaccionar. No lo vimos venir», aseguraba ayer Servando López, de 35 años, en su habitación del Hospital Central de Asturias. Con la cabeza y la mano derecha completamente vendadas, hablaba tras superar lo peor. Los dolores más fuertes por las quemaduras, aseguraba, habían pasado.

«Tuvimos que cruzar las llamas para huir -explica-. O lo hacíamos, o nos quedábamos allí, rodeados». El resto del relato lo prosigue, junto a la cama, Gonzalo Ron, gerente de Esvaco, que se muestra convencido de que el fuego fue intencionado y no cesa de agradecer el «excelente comportamiento» de Bomberos de Asturias, que evacuaron a los heridos con gran rapidez, «arriesgando como arriesgaron, ya que había mucho viento y era peligroso volar con los helicópteros».

Podía haber sido peor. Uno de los compañeros de Servando, explica Ron, permaneció perdido más de una hora tras el golpe de viento que les puso cara a cara con el fuego, en el que anoche trabajaban bomberos de Cangas del Narcea, Tineo y Valdés y la BRIF que Medio Ambiente tiene destacada en Tineo. «Fue a parar a un arroyo, no había cobertura y no había forma de dar con él. Pensábamos que estaría abrasado, pero afortunadamente apareció, ileso», añade el gerente de Esvaco, que desde hace 19 años mantiene un convenio de colaboración con el Principado.

El incendio forestal con consecuencias más drásticas en los últimos años se produjo en julio de 2005 en Guadalajara, donde once bomberos fallecieron abrasados. También entonces los trabajadores se vieron envueltos por el fuego, esta vez sin escapatoria.

 
vecinos observan avance del incencio 

http://www.lne.es

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Enviar correo electrónico a info@itfuego,com , con preguntas o  comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2000/ 2014 -itfuego.com- I.T.F - Instituto Tecnológico del Fuego. Todos los derechos reservados