INSTITUTO TECNOLÓGICO DEL FUEGO®

 

 

 

Un escape de cloro obliga a evacuar siete edificios en La Reconquista España

El origen fue una bombona oxidada y picada de la piscina del polideportivo El Calvario, que lleva ya más de diez años fuera de servicio 



algeciras. Poco después de las once y media de la mañana, algo empezó a oler muy mal en La Reconquista. Decir eso no es emular a Shakespeare y a su "algo huele a podrido en Dinamarca", sino ajustarse a la realidad. De buenas a primeras, el ambiente se llenó de un penetrante aroma a piscina recién desinfectada. Demasiado penetrante, a decir verdad. Como para preocuparse. 

En esos casos, la confusión es lo primero que se alza sobre todas las demás cosas. Se sabe que pasa algo, pero no qué ocurre exactamente. Tapándose la boca con un pañuelo, o si no con la mano, los paseantes restringen sus mareos y sus ganas de vomitar, pero eso no les quita la inquietud.

Hay quienes llaman a los bomberos. Otros acuden a la Policía Local y un tercer grupo marca el 091. Los avisos hacen que se despliegue el dispositivo de seguridad, que rápidamante dirige sus pasos al que se apunta como el foco del olor: el desvencijado polideportivo El Calvario, unas instalaciones que llevan años pidiendo a gritos un relevo.

Allí se descubre qué ocurre. Se ha producido un escape de cloro como consecuencia de la erosión de una bombona que lo contenía. Ese depósito estaba en la piscina, que lleva más de diez años en desuso. Estaba picado y oxidado. No aguantó más y sobrevino la fuga.

No arrojó al aire más allá de dos o tres litros, según aseguraron fuentes de bomberos y Policía Local, pero fue suficiente como para provocar la alarma generalizada y como para bastante más. Por ejemplo, como para que la Policía Local ordenara la evacuación de siete edificios colindantes, o como para que cuatro residentes de la zona tuvieran que ser atendidos en sus domicilios por irritación de las vías respiratorias.

Nada grave, tranquilizaban los encargados de emergencias. Fundamentalmente se atendió a personas muy mayores, una de las cuales incluso fue evacuada al hospital Punta Europa en un coche de la Policía Local. A otro hombre, de 87 años, se le dio un tratamiento broncodilatador para que respirara con más comodidad. Mientras, desde las ventanas, miraban otras personas de avanzada edad que, debido a su escasa capacidad de movimientos, ni fueron desalojadas. Otros vecinos no fueron atendidos allí, pero sí se desplazaron por su cuenta al hospital Punta Europa y al ambulatorio Menéndez Tolosa. Difícil fijar una cifra exacta, pero con seguridad más de una decena.

Nada grave, se insistía. Pero las mascarillas con las que se cubrían los policías y los voluntarios de Protección Civil no tranquilizaban nada. Y no menos desasosiego causaba comprobar que, al cabo de un rato ese olor –cada vez menos penetrante, también es verdad– daba dolor de cabeza. La sugestión, en algunos casos, se encargaba de hacer lo demás.

Mientras, el polideportivo se mantenía acordonado. Dentro se estaba a la espera de que una empresa especializada pasara a recoger tanto la bombona de cloro dañada como la otra que aún quedaba en el lugar. Se encerraron dentro de una placa de hormigón y se metieron

http://www.europasur.com

 
Enviar correo electrónico a info@itfuego,com , con preguntas o  comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2000/ 2014 -itfuego.com- I.T.F - Instituto Tecnológico del Fuego. Todos los derechos reservados