INSTITUTO TECNOLÓGICO DEL FUEGO®

 

 

 

 

Londres: se incendió el mayor depósito de combustible de Gran Bretaña

 

Hubo 43 heridos y 2.000 evacuados

 

El 11 de diciembre se desató un voraz incendio en un depósito de combustible operado por las compañías Total y Texaco en Buncefield, al norte de Londres. Unos 150 bomberos trabajaron duramente para sofocar las llamas, más de 2.000 personas fueron evacuadas y se registraron 43 heridos, dos de ellos de gravedad.
Después de tres días de gigantescas llamas (llegaron a los setenta metros) en una veintena de depósitos de combustible, cada uno de los cuales tiene capacidad para trece millones y medio de litros, los bomberos lograron controlar el fuego que dejó daños severos en la mayoría de las edificaciones cercanas al lugar. Los focos del incendio se extinguieron mediante el bombeo de 32.000 litros de agua mezclada con espuma a presión por minuto.
La policía analiza la hipótesis del accidente y asegura que “no hay nada que sugiera la posibilidad de un atentado terrorista, como se temió en un principio”. No obstante, el gobierno británico llevará a cabo una investigación para determinar las causas que provocaron el incendio. Según las Fuerzas de Seguridad sólo un milagro impidió que la cadena de explosiones originada por el incendio causara un gran número de víctimas mortales.
Por su parte, el jefe del cuerpo de bomberos de Hertfordshire, Roy Wilsher, subrayó que sus hombres trabajaron en condiciones muy duras para apagar el mayor fuego al que se han enfrentado el Reino Unido y Europa desde el final de la Segunda Guerra Mundial. "Este es el incendio más grande de este tipo al que se ha enfrentado el Reino Unido o Europa", declaró. "Estamos en territorio desconocido", continuó.
La explosión, cuya detonación fue escuchada a más de 160 kilómetros, provocó también un temblor de cerca de 2.1 puntos en la escala Saffir-Simpson, lo que lo iguala a un terremoto de baja intensidad. La BBC informó que la explosión se escuchó en el norte de Francia y Holanda.
Las instalaciones que sufrieron el siniestro pertenecen a las petroleras Texaco y Total y almacenan 16 millones de litros de gasolina, diesel, querosene y carburante para aviación. Abastecen de combustible a dos de los principales aeropuertos de la capital británica, Heathrow y Luton. Por lo menos la mitad de la planta quedó destruida.

EL HUMO OSCURECIO LONDRES

La nube espesa de humo negro fue de tal magnitud que llegó a las costas francesas un día después del incendio. Aunque algunos expertos dijeron que el humo era de muy baja toxicidad, recomendaron a los vecinos de las localidades próximas que se encerraran en sus casas sin abrir puertas ni ventanas. El humo causó escozor en los ojos y náuseas, pero las autoridades sanitarias tranquilizaron a la población ya que los contaminantes presentes en la mezcla se diluyeron durante el desplazamiento atmosférico. Igualmente, las personas con problemas respiratorios fueron las más expuestas ya que corrieron mayores riesgos de sufrir ataques de asma.

 

 

http://www.consejodebomberos.com.ar/noticias/noticias.php3?p_idnoticia=249

 
Enviar correo electrónico a info@itfuego,com , con preguntas o  comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2000/ 2014 -itfuego.com- I.T.F - Instituto Tecnológico del Fuego. Todos los derechos reservados