INSTITUTO TECNOLÓGICO DEL FUEGO®

 

 

 

Incendios ya devoraron 552 hectáreas en Oaxaca

Consideran de alto riesgo a 183 municipios de los 570 que hay en la entidad

 OAXACA, Oax.- Serpenteantes, los incendios forestales ya recorren la entidad. En las regiones de los Chimalapas y la sierra Sur los bosques crepitan y la fauna huye del fuego.

En el primer mes de la temporada, que inició el 15 de enero, "ya tuvimos más de 15 incendios con daños sobre 552 hectáreas, principalmente de arbolado joven y adulto", informa el delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Esteban Ortiz Rodea.

En 2005, "el estado ocupó el primer lugar nacional con 250 incendios, 30 mil hectáreas afectadas, dos brigadistas muertos y daños en las fuentes de agua", recuerda el gerente regional de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Arturo García.

Ahora las autoridades de Protección Civil estatal, Conafor, Semarnat y de la Secretaría de Desarrollo Rural, así como los dueños de los bosques, "estrechamos más la coordinación porque esperamos un año complicado", dicen ambos funcionarios.

El director de la Unidad Estatal de Protección Civil (UEPC), Héctor González, refiere que de los 570 municipios oaxaqueños, "183 están considerados de alto riesgo. Nos preocupa la región de los Chimalapas y la sierra Sur".

Zonas críticas

Para las autoridades del sector, Oaxaca cuenta con cinco regiones "altamente críticas", donde hay material combustible dejado por los huracanes Paulina desde 1997 y por Stan, el año pasado.

Una de las áreas críticas es la región de los Chimalapas, al sureste de la capital, cuyos incendios representan 50% del total que anualmente registra la entidad. "Además del material combustible, hay conflictos agrarios", admite el gerente de la Conafor.

La costa es otra zona crítica, donde "hay material combustible que dejó Paulina a su paso en 1997 . También la sierra Sur, donde los conflictos agrarios son causa de incendios provocados. Además de la región Mixe, ya que ahí "es alto el uso del fuego en las actividades agropecuarias", así como en la zona de Valles Centrales, en la capital, donde los incendios afectan las fuentes de agua.

Pugnas agrarias

Si la preocupación de las autoridades del sector está además en la diversidad de los ecosistemas, como áreas secas y húmedas, así como en la ausencia de caminos o senderos inaccesibles, los conflictos agrarios atraen más la atención.

"Los primeros incendios registrados este año en la sierra Sur se presentaron por el conflicto agrario entre Amoltepec y Textitlán. Los problemas agrarios complican la organización para prevenir y combatir los incendios", señala Arturo García Aguirre.

Desde su oficina en la capital, donde se observan por las ventanas las cordilleras pelonas por la deforestación, el gerente admite que "sólo con la ayuda de la policía y el Ejército se logra penetrar a zonas de conflicto a combatir los incendios".

El primer incendio forestal registrado en zona oriente de San Miguel Chimalapa "fue provocado por los ganaderos de Zanatepec para ampliar sus potreros", denuncia el presidente del comisariado de bienes comunales, Cuauhtémoc Martínez Gutiérrez.

Cuenta el indígena zoque que el año pasado más de 15 incendios forestales afectaron la zona oriente de los Chimalapas. "La mayoría fueron provocados por los talamontes de Chiapas", dice.

"Esos incendios se registraron en las inmediaciones de los poblados Díaz Ordaz, Flor de Chiapas, Ramón E. Balboa y Rodolfo Figueroa. Casi mil hectáreas de pinos quedaron devastadas", refuerza el alcalde zoque, Raúl Sánchez Domínguez.

La preocupación de las autoridades está fundada: Oaxaca registra más de 300 conflictos agrarios graves que obstaculizan las tareas de prevención, organización y combate contra los incendios forestales.

Amenaza ´La Niña´

El delegado estatal de la Semarnat, Esteban Ortiz Rodea, advierte que "este año hay riesgos de mayores incendios forestales porque se prevén lluvias irregulares".

"La escasa humedad combinada con un alto índice de sequía, provocará una alta deshidratación de la vegetación y es probable que nos pegue el fenómeno de La Niña. "Esperamos un año complicado", comenta con preocupación.

De acuerdo con el funcionario de la Semarnat, el gobierno federal tiene lista una bolsa de 20 millones de pesos para combatir los incendios forestales. La cifra es similar a la del año pasado.

Sin embargo, 17 millones de pesos más ya fueron liberados para las acciones preventivas que se aplicaron en los programas Servicios Ambientales y de Desarrollo Forestal, destinados a unas 50 comunidades, indica el gerente de Comisión Nacional Forestal.

Ante la amenaza de la sequía y las altas temperaturas, la Conafor pretende duplicar los bancos de herramientas. Actualmente dispone de dos grandes bancos en los Chimalapas y 15 en la sierra Sur, que incluyen machetes, rastrillos, radios y botas.

Los 20 millones de pesos disponibles para combatir los incendios y la aportación estatal, estimada entre 3 y 5 millones de pesos, dice el gerente de la Conafor, serán blindados para que se evite su uso político.

El blindaje, aclara, consistirá básicamente en el establecimiento de reglas de operación y no habrá dinero directo a los campesinos, sino que se les dotará de equipos a todas las brigadas comunitarias.

La idea, puntualiza el gerente regional de la Conafor, es evitar daños a los 6 millones de hectáreas arbolados que tiene el estado de Oaxaca. Actualmente 600 mil hectáreas están protegidas mediante el programa de manejo forestal.

Sin embargo, las autoridades del sector lamentan que en "muchos casos las autoridades municipales no se involucran en las tareas de prevención y combate de incendios".

Pese a todo, de los 183 municipios considerados de "alto riesgo", en 150 de ellos ya se instalaron los comités de Protección Civil, "listos para combatir coordinadamente con los dueños de los bosques" esas serpientes con lenguas de fuego.

www.eluniversal.mx

Enviar correo electrónico a info@itfuego,com , con preguntas o  comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2000/ 2014 -itfuego.com- I.T.F - Instituto Tecnológico del Fuego. Todos los derechos reservados