INSTITUTO TECNOLÓGICO DEL FUEGO®

 

 

 

Perros de Trabajo

Estos animales, ya se sabe, tienen muy bien desarrollados sus sentidos y una capacidad extrema para estar disponibles, por eso mediante un adiestramiento adecuado, se pueden convertir en una herramienta imprescindible en la vida del hombre. Por ejemplo: para salvar vidas humanas, guiar a personas no videntes, zooterapia, trabajos en aeropuertos para luchar contra el tráfico de drogas, etc.

Los perros de guardia y defensa, como su nombre lo indica sirven para vigilancia y defensa de sus dueños. Existen para esta función determinadas razas que pueden cumplirla, estando entre las adecuadas, el Dobermann : un animal que desconfía de todo lo extraño y que de forma continua está pendiente de su dueño para protegerlo de cualquier peligro. También sirven para la seguridad otras razas, como el Bóxer, el Ovejero Alemán o el Rottweiler.

Después tenemos a los perros de rescate y salvación, utilizados para buscar una persona perdida o rescatar víctimas de un desastre que se encuentran entre escombros, bajo el agua o la nieve. Éstos son capaces de localizar y rescatar a una persona desvanecida, diez metros bajo la nieve o el escombro. También deben buscar personas que han fallecido; en estos casos, se usan los denominados perros de cadáveres, que están entrenados para encontrar restos humanos (muchas veces ayudan a resolver crímenes).

Perros de Rescate 

Estos perros deben de ser muy mansos y obedientes, y destacar por su sentido del olfato y su audición excepcional. Afirman los especialistas que usarlos en situaciones extremas es de vital importancia, ya que en 20 minutos pueden hacer el trabajo que un grupo de personas realiza en diez horas.

El adiestrador lo educará de forma estricta, pero lo tratará con sensibilidad; es necesario que ambos consigan una relación de complicidad y coordinación. El adiestramiento se basa en "motivación, juego y recompensa" . Todo perro de búsqueda y rescate tiene que estar perfectamente socializado con la gente y con otros animales. También tendrá que estar acostumbrado a situaciones estresantes, como la presencia de mucha gente alrededor, explosiones, gritos, etc.

Adiestramiento

El perro de búsqueda y rescate tiene que ser lo suficientemente ágil y resistente como para soportar las dificultades propias de los trabajos que realiza; por eso se prefiere a las razas más grandes, aunque no tanto porque puede, por su tamaño, dificultar aún más las tareas de rescate si es necesario hacerlo descender en rapel o cuando hay que trasladarlo en helicópteros y botes pequeños.

Sin embargo, sí son precisos los de tamaño grande en caso de necesitar mucha fuerza para sujetar o arrastrar a las personas, como ocurre con algunos perros salvavidas. Aquí se utilizan razas grandes como el Terranova que tiene la suficiente fuerza como para nadar mientras un humano se sujeta a su arnés. El trabajo de estos animales puede llegar a ser tan duro que muchas veces terminan con su labor (se jubilan) antes de tiempo por el enorme desgaste físico y los daños ocasionados durante su trabajo.

En la actualidad, los perros de búsqueda y rescate se pueden clasificar, en principio, en dos grupos: perros de rastreo y perros de venteo. Los primeros siguen el rastro de una persona; siéndoles necesario un punto de partida y alguna prenda no contaminada del individuo que van a buscar. Se utilizan para encontrar personas perdidas y también para encontrar prófugos -aunque en este último caso suelen ser perros policía-.

Los segundos son los que buscan el olor humano que se encuentra en el aire, sin seguir a una persona en particular. Estos perros son especialistas en encontrar personas enterradas por derrumbes o por avalanchas, cadáveres de personas ahogadas, evidencias humanas en escenas de crímenes, etc.

En ocasiones los perros de rastreo trabajan sujetos a una correa larga (de unos 10 metros) que se une a un arnés. Aunque cualquier perro saludable puede entrenarse para desempeñar en rastreo, el Bloodhound es la raza preferida para esta actividad.

Los perros policía son los que trabajan en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, siendo su principal cualidad su olfato entrenado que ayuda a los profesionales a realizar su cometido. Por lo general, éstos son perros que se encuentran a gusto en cualquier lado, sin importarles el ambiente.

Se trata de animales muy motivados con el señuelo: si son utilizados para buscar droga o explosivos, se los adiestra poniéndole droga o pólvora en el cebo. Para este tipo de trabajo es válido cualquier perro que tenga buen instinto de caza, que le guste seguir el señuelo y que sean buenos atletas, ya que se pasan la vida entrenando.

Después están los perro-guía, que resultan imprescindibles para las personas con ceguera, ya que les brindan seguridad y autonomía para que se puedan desplazar solos. Estos perros deben tener unas características físicas determinadas, por ejemplo, ser medianos para que el manejo sea cómodo para el dueño. Esto además de su sociabilidad y obediencia. Las razas que más se utilizan son el Labrador, el Golden Retriever o el Pastor Alemán.
 
Terminamos con los perros que trabajan en zooterapia: metodología que involucra a los animales en la prevención y tratamiento de patologías humanas -físicas y psíquicas. Se trabaja con niños, jóvenes, adultos y ancianos.

Los perros interactúan con el paciente de diversas maneras según el trastorno, y en un solo encuentro pueden realizar un correcto diagnóstico, lograr el aprendizaje y adaptación de estas personas con capacidades distintas, labor que antes llevaba hasta dos meses.

El perro se adapta muy bien a los patrones de conducta de los diferentes pacientes con los que trata, y puede reflejar con su conducta la del niño que juega o interactúa con él: por ejemplo, si el niño no quiere jugar con él rechazándolo, el perro se echa a su lado a observarlo, y si en cambio su respuesta es positiva, éste puede pasar todo el rato jugando a su alrededor.

Sin embargo, también se utiliza la compañía de los perros como prevención para individuos sanos, con estrés. En Japón hay empresas que llevan a estos animales dentro de las oficinas, para así recibir tranquilidad, relajación y gratificación; y tienen como resultado un menor nivel de estrés, logrando que las personas trabajen más y mejor.

 
Daniela Ceccato
fuente:http://www.revistacanina.com/notas_revista/165/Perros_de_Trabajo.html...................................

 

 

Enviar correo electrónico a info@itfuego,com , con preguntas o  comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2000/ 2014 -itfuego.com- I.T.F - Instituto Tecnológico del Fuego. Todos los derechos reservados