INSTITUTO TECNOLÓGICO DEL FUEGO®

 

 

 

 

 

Gas escapa por la carretera e invade casas.

 

 

Cuadro de texto:  
Juca Varella/Folha Imagen - Derrame de gas GLP de un ducto  de Petrobras, en la carretera Castelo Branco, a la altura del km 19, región de Barueri, en el Gran São Paulo 

El gasoducto que corre paralelo a la carretera, fue perforado alrededor de las 11 de la mañana, a la altura del km.19,5 entre Osasco (SP) y Baureri, a menos de 20 km.  de la  capital paulista.

 

El accidente ocurrió el viernes 15 de Junio del 2001, cuando funcionarios  de la  empresa Queiroz Galvão trabajaban con un perforador en el lugar,  perforando en el suelo uno de los pilares de sustentación para la obra del Anillo vial Mario Covas. El servicio había sido contratado por la empresa Dersa. (desarrollo rodoviario S.A.)

 

El funcionario Valdelins Brandão da  Silva, describió así el accidente: “fue igual que un terremoto. El suelo tembló y luego una gran nube de gas blanco tomó cuenta del lugar. Salimos desesperados intentando interrumpir el paso de vehículos en la carretera”.

 

Según este funcionario, la nube de gas tenía 8 metros de altura. “Estoy temblando hasta ahora, pensando en la hora en que a alguien se le hubiera ocurrido encender un cigarrillo y todo volara por los aires.”

 

Derrame de gas

La ruptura del poliducto (un tubo que transporta más de un producto), de 35,5 centímetros de diámetro, ha provocado inicialmente el derrame de GLP (gas licuado de petróleo, gas de cocina), y posteriormente, de gasolina pura.  

 

Aislamiento  de la  tuberia.

Luego que el ducto fuera perforado, Petrobras aisló un tramo de 6 kms. de la  tubería accionando válvulas a distancia. Con esta contención, el gas y la gasolina que quedaban en el ducto escaparon.

 

Contaminación y riesgo de explosión

Era posible sentir el olor fuerte del gas a 3 kms. de distancia del lugar del accidente, sólo a dos horas de haber ocurrido. El viento fuerte ayudó a esparcir las nubes, en dirección  de la  capital y de Osasco.

 

Debido al riesgo de explosión, la empresa Electropaulo, cortó la energía de los sectores próximos al derrame. Al inicio  de la noche, en los barrios Santa Cecilia en Osasco, y Mutinga (que engloba áreas de Barueri, Carapicuiba y Osasco), aún existían puntos con un 100% de riesgo de que ocurriera una explosión, debido a la gran cantidad de gas existente en el aire para provocar una combustión.

 

Según la Cetesb (Compañía de Tecnología de Saneamiento Ambiental), la gasolina que salió de la tubería alcanzó un canal que desagua en el río Tietê.

 

Evacuación de los moradores y damnificados.

Aproximadamente 2 mil personas de cuatro barrios, en un radio de 2 kms. del accidente – Jardín Mutina, Jardín Munhoz junior, Jardín Sta. Cecilia y Piratininga, en el límite con Osasco, tuvieron que ser evacuadas rápidamente, y pasaron la madrugada  fuera de casa debido al alto riesgo de explosión existente.

 

La Policía militar, la defensa Civil y la Guardia municipal de Barueri, en conjunto, con cerca de 200 hombres, evacuaron las casas que estaban en un radio de hasta 500 mts. del lugar del derrame.

 

La Petrobras no tenía previsto el momento en que las familias podrían regresar a sus casas. Eso dependería  de la  limpieza del ducto, la cual empezó cerca de las 17:30 hrs. del viernes 15 de junio.

Según la Defensa Civil del estado, solamente 645 de las 2.000 personas de los barrios Jardín Mutinga, en Barueri, y jardín Sta. Cecilia, en Osasco, pasaron la noche en 11 hoteles de la  capital y de Osasco. (Gran São Paulo)

 

El resto, pasó la noche en casas de parientes o amigos. Hasta las 12 hrs. del sábado (16.06.01), Petrobras no había liberado la entrada de los moradores a sus casas. La previsión era que las familias retornaran al lugar después de las 15 hrs.

 

Interrupción  da  carretera.

Los accesos vehiculares fueron cerrados en un círculo imaginario de 6 kms. de ancho. El Ejército se mantuvo en alerta para ayudar en el traslado de las familias.

 

El mismo peligro obligó a la Policía de Carreteras a desviar el tráfico de la carretera Castelo Branco para ciudades del gran Sao Paulo, originando una gran congestión vehícular. En un día normal, la carretera recibe en ese tramo aproximadamente 100 mil vehículos.

 

El tráfico en la pista interior capital de la Castelo Branco fue liberado algunas veces, conforme variaba la concentración de gas en el aire. La otra pista quedó interrumpida.

 

Víctimas

Según la Defensa Civil de Osasco, 22 personas se sintieron mal debido al gas que escapó de la tubería de Petrobras en Barueri, y fueron derivadas a un centro hospitalario de Mutinga. Cinco de ellas quedaron en observación por más tiempo por presentar dolor de cabeza y náuseas.

Funcionarios del centro médico informaron que la mayoría de los pacientes presentaban dificultades para respirar. Por lo que fueron medicados y luego dados de alta.

 

De acuerdo con Eudes Oliveira da Silva, coordinador de operaciones de la Defensa Civil, los habitantes estaban nerviosos y corrían con sus pertenencias, pero la mayoría de ellos acababa cayendo por no conseguir respirar.

 

"El número de personas que pasó mal es muy grande. Ellas necesitaban máscaras de oxigeno para poder respirar", afirma.

 

Según Silva, la Defensa Civil organizó tres puntos de traslado de los moradores de la  región. El trabajo de los bomberos se hizo más difícil, afirma, porque tuvieron que aumentar el cordón de aislamiento en el lugar, con la dispersión del gas debido a la limpieza de la tubería.

 

El GLP (gas liquido de petróleo, o gas de cocina), que escapó  de la  tubería es inflamable, explosivo, y puede causar la muerte si es inhalado en grandes concentraciones, principalmente en ambientes cerrados.

 

De acuerdo con la neumóloga de la Unifesp (Universidad Federal de São Paulo) Clystenes Odir Soares, aunque sea en concentraciones menores, el GLP causa náuseas, dolor de cabeza y otras incomodidades. “Enfermedades respiratorias como el asma y la bronquitis pueden agravarse por la inhalación del gas. Una gran cantidad de GLP conlleva a una deficiencia de oxigenación cerebral, y puede causar la muerte."

 

El GLP es una mezcla de butano y propano, compuestos estos por hidrógeno y carbono. La sustancia es líquida  cuando es mantenida  dentro de balones o tuberías, pero se hace gaseosa cuando entra en contacto con la atmósfera.

 

"En forma de gas, el GLP se esparce fácilmente. Por un lado eso es bueno, ya que evita las grandes concentraciones del gas que pueden explotar, pero hace que la sustancia alcance lugares distantes,” dice la química de la Unesp (Universidad Estatal Paulista) de Araraquara, Mary Rosa Santiagi Silva.

 

Según la especialista, en concentraciones menores, el gas tiene menor riesgo de entrar en combustión, pero en ambientes cerrados, es asfixiante y puede explotar por cualquier chispa o roce.

 

Indemnización y reclamos

Para atender los reclamos de las familias afectadas, la Dersa instaló un puesto de atención al costado del terminal  de la Petrobras. Cerca de 200 casos fueron  interpuestos, la mayoría por parte de los moradores que perdieron comida  o que tuvieron aparatos electrónicos dañados con el corte de energía eléctrica.

 

De acuerdo con la Policía Militar de Barueri y de Osasco, no se registró ninguna queja en relación a saqueos durante el período en que las familias fueron removidas de sus casas.

 

 En cuanto a los pedidos de indemnizaciones, tanto el Secretario de Transportes como la Petrobras, afirmaron que sólo adoptarán una resolución después de la  divulgación del informe que determine las responsabilidades del accidente, el que concluirá en un mínimo de 15 días.

 “Riesgo a la vecindad, solo falto ignicción para la explosión”, dice Cetesb

La medición hecha por la Cetesb (Compañía de Tecnología de Saneamiento Ambiental) apuntó alto riesgo de explosión en galerías próximas al ducto que fue perforado, según el gerente de operaciones de emergencia de la  empresa, Edson Haddad.

 

"En varios momentos, la concentración de gas estaba altísima en diversas áreas próximas. Era suficiente una fuente de ignición para provocar un incendio o una explosión. Fue mucha suerte que eso no haya ocurrido", dijo el gerente.

 

Las mediciones, hechas con explosímetros (equipos que miden la concentración de vapor inflamable en el ambiente), sirvieron para orientar a los bomberos en el trabajo de dispersión del gas con chorros de agua.

 

"Si hubiera cualquier chispa, podría haber sucedido una gran catástrofe. La explosión podría romper la canalización y eso tendría grandes proporciones. Todo sé incendiaría conforme el gas fuera mezclándose con el oxígeno", dijo Rogério Cesar de Cerqueira Leite, físico, profesor emérito de la  Unicamp (Universidad Estatal de Campinas).

 

El gerente de la Cetesb clasificó el incidente como de "extrema gravedad" y dijo que la compañía podrá actuar y multar a la Dersa (Desarrollo Rodoviario S.A.), contratista de la  obra que provocó el accidente, y la constructora Queiroz Galvão, quien ejecutaba el servicio.

 

Poliducto pasa por áreas pobladas

Según el ingeniero Wong Loon, director de la  Petrobrás Transportes (Transpetro), la tubería tiene cinco metros de profundidad en el punto donde fue afectada. "Se trata de un políducto, una tubería que puede llevar GLP, gasolina y aceite diesel". El ducto, con 50 kms de extensión y un diámetro de 14 pulgadas, une el terminal de la Petrobrás, ubicado en Tamboré, al de São Caetano del Sur, de la ciudad de Sao Paulo.

 

Al momento del accidente, según explicó Loon, el GLP estaba siendo transportado, y luego había sido liberado un bombeo de gasolina. Por tener  diferentes densidades, los productos no se mezclan y siguen por la misma cañería.

 

Según la Petrobrás, el gas de cocina que era transportado por el ducto es producido en la refinería de la estatal en Mauá, desde donde va al centro de distribución de São Caetano y después para Barueri.

 

Por una cuestión de diferencia de densidades, cuando el ducto se rompió, primero escapó gas y luego gasolina. Ya que el gas, por ser más liviano, tiende a salir primero.

 

Una central computarizada de Petrobrás, la que acompaña el oleoducto, detectó la falla al instante, según el ingeniero. "Interrumpimos el bombeo de gasolina y cerramos dos válvulas de bloqueo." La medida  aisló un trecho de 6 kms de la  tubería, al medio de los cuales estaba el escape.

 El ducto pasa por áreas metropolitanas, como una región de poblaciones en Santo André (Grande ABC).

Pasando por bajo de áreas muy pobladas, el ducto si hubiera explotado e incendiado, podría haber repetido la tragedia de Villa Socó, en Cubatao.

 

Falta de coordinación 

Petrobrás, Policía Militar y la Municipalidad de Barueri no lograron entenderse sobre que hacer con los damnificados a raíz del accidente. Según la Defensa Civil del Estado y con el apoyo del Cuerpo de Bomberos, se trasladaron cerca de 400 moradores, lo que podría resultar en un número total de 1.500 a 2 mil desalojados.

 

La Defensa Civil trabajaba con la hipótesis de ubicar a los desabrigados en tres escuelas de Barueri. Sin embargo, los moradores  de la  Población Área Libre, los que deberían ser alojados en el Gimnasio de Deportes por parte de la  municipalidad, se rehusaban a dejar el lugar del accidente.

 

A las18 horas, el olor volvió a ser muy fuerte en la zona. Hambrientos y nerviosos, los moradores pasaban mal. Un sin número de ambulancias fueron utilizadas  en el traslado de esas personas hasta la Posta de Urgencias de Osasco. .

 

Causas del accidente

El desconocimiento del lugar exacto de donde quedaba el ducto también fue señalado por el ingeniero de la Dersa (Desarrollo Rodoviario S/ A) Pedro da  Silva, quien fiscaliza la obra.

 

En el lugar se clavaban estacas metálicas para crear un soporte para la remoción de los ductos de la  Petrobrás.

 

La obra era necesaria para permitir la construcción del Anillo Vial en el trecho y fue discutida  con los técnicos   de la  Petrobrás. "No teníamos conocimiento de que había un ducto donde enterramos la estaca", afirmó Silva.

 

El ingeniero dijo que una comisión formada  por la Dersa, Queiroz Galvão y la Petrobrás discutirán las causas del accidente.

 

Estimativa de escape de gas y gasolina

 La Petrobrás ha informado que la perforación del ducto en Barueri (Grande SP), causó el escape de 150 toneladas de gas GLP. Eso equivale a más de 11,5 mil galones de gas de cocina. Según la empresa, no hay estimativas sobre la cantidad de gasolina que escapó, sin embargo habría sido "insignificante".

 

Petrobrás dice desconocer falla

"Desconozco fallas de registro (plantas do terreno)”, afirmó en Barueri (Grande São Paulo) Wong Loon, director   de la  Transpetro (Petrobrás Transporte S.A.), sobre la hipótesis de que los mapas,  proporcionados por la empresa  a la Dersa, no indicaban la presencia del ducto dañado”.

Loon afirmó que un fiscal de la Petrobrás acompañaba las obras del Anillo Viario ( Anillo Viario), pero que es imposible decir quien se equivocó.

"En este momento, no tengo una explicación para lo que ha sucedido. Estamos todos concentrados en una operación de emergencia."

 

Comisión mixta va a investigar el escape

El Secretario Estatal de Transportes, Michael Zeitlin, afirmó que va a formar una comisión mixta para identificar las causas del accidente. "Es obvio que hubo un error. Tanto Dersa como Petrobrás van a estudiar las causas que la originaron”, afirmó Zeitlin, quien estuvo en el lugar del escape de gas en la Carretera Castelo Branco.

 

Investigación -  Petrobrás Transporte S.A.

Transpetro (subsidiaria   de la  Petrobrás) responsable por los gasoductos y oleoductos - va a abrir una investigación para determinar la responsabilidad por el rompimiento del ducto de transporte de derivados del petróleo.

 

Wong Loon, director de la Petrobrás Transportes (Transpetro) informó que el combo rompió una línea de 14 pulgadas de diámetro con 50 kilómetros de extensión, que trae gas licuado de petróleo (GLP), gasolina y óleo diesel de São Caetano a los tanques de almacenaje de la Petrobrás en Barueri. "Durante cerca de tres horas escapó el producto inicial (GLP) y enseguida, gasolina", dijo. "El riesgo mayor de explosión era cuando escapaba gas. Aunque la gasolina también sea inflamable, el peligro de explosión es menor."

 

Loon explicó que "las válvulas ubicadas a 6 kilómetros de los puntos de escape fueron cerradas". No hay previsión de cuando el ducto estará arreglado y en condiciones de normal funcionamiento.

 

Limpieza

Los técnicos e ingenieros de la empresa Dersa,  de Petrobrás,  de Queiroz Galvão, bomberos y Defensa Civil trabajaban para la liberación del ducto y para permitir el retorno de las familias retiradas del lugar.

 

Alrededor de las 12h del domingo, (17.06), la Petrobrás empezó a limpiar el ducto internamente para eliminar los últimos bolsones de gas confinados.

 

Se utilizó un equipo conocido como "pig", una especie de esponja que es impulsada  por un fuerte chorro de agua, mecanismo que atraviesa el tubo internamente. La operación demoraría media hora y podría provocar la interrupción   de la carretera Castelo Branco.

 

Una vez realizado eso, Queiroz Galvão y la Petrobrás sacarían la estaca que causó la perforación.

Cerca de las 13hrs,  Petrobrás notificaría las familias que fueron abrigadas en diez hoteles, en São Paulo y en Osasco.

 

Infracción y Multa

El valor de la  multa debe ser definido hasta lunes (18.06). El mayor castigo posible para las empresas Dersa y Queiroz Galvão seria el obligarlas a pagar hasta US$ 40 mil cada  una.

 

La multa seria aplicada  por el escape de gas y por el olor generado en la región, por la contaminación de un estero y por los riesgos de incendio y de explosión a que estuvieron sujetos los habitantes.

 

Existe también la posibilidad de que el incidente sea clasificado por la Cetesb como "crimen ambiental", lo que aumentaría el valor de la multa, según el gerente.


 

El secretario del Medio Ambiente, Ricardo Tripoli, clasificó el accidente de muy grave y adelanto que la Cetesb deberá multar a las empresas culpadas.

 

"El episodio ha demostrado, una vez más, la necesidad de mapear los sistemas ubicados próximos de viviendas y áreas de protección ambiental", dijo Tripoli. La alerta había sido dada por él hace tres semanas, cuando hubo un escape en un oleoducto de la Petrobrás, en el condominio Tamboré.

 

En cualquiera de los casos, la multa podrá ser aplicada  ya que la empresa Dersa es la contratista de la obra y la constructora está ejecutando el trabajo que terminó por provocar el escape.

 

Multa aplicada

La Cetesb ha multado a la constructora Queiroz Galvão en US$ 40 mil por el escape de gas y gasolina en Barueri .La empresa aún  puede apelar.

 

La Petrobrás aún  no está libre de una penalización. Técnicos de la Cetesb harán durante la semana un informe detallado que puede determinar responsabilidades de la empresa. En ese caso, la empresa también seria multada en un valor aún no fijado.

 

Mapeamento del suelo desactualizado

El secretario Estatal de Transportes, Michael Zeitlin, dijo que la empresa Queiroz Galvão poseía el registro de las tuberías y que, antes de empezar las perforaciones, hizo una prospección electromagnética de la misma. Los mapas   de la  tubería en los subsuelos tienen 30 años. Por eso la empresa Dersa y la Secretaría creen que podría haber una curva en la tubería la que no estaba indicada en los planos, lo que habría provocado el error que llevó a la perforación del ducto.

 

Zeitlin dijo que, para hacer la obra en el área de la  Petrobrás, seria necesaria la remoción de los ductos, que era la obra que se hacía. Por ese trabajo, el gobierno del Estado pagó a la empresa US$ 339.000 lo equivalente a la ocupación del área por el Anillo Vial y la transposición de los tubos.

 

Informe Oficial Final : Laudo apunta tres responsables por la perforación de ducto

 

Cuadro de texto:  
Juca Varella/Folha Imagen
La empresa estatal Petrobrás,  a través   de su subsidiaria Transpetro, informó (viernes 28.09.01) que no quiere comentar un informe oficial que señala a la empresa como una de las responsables por el accidente con escape de gas el 15 de junio, durante los trabajos ejecutados en el Anillo Vial Mario Covas, en el km 20 de la  Carretera Castelo Branco. Las otras empresas responsabilizadas son la Queiroz Galvão, ejecutora de los trabajos, y la empresa Desenvolvimiento Rodoviario S.A. (Dersa), contratista   de la  obra.

 

El informe de una comisión investigadora nombrada  por la empresa Dersa, dice que la estatal, por ser la encargada  de dar previa aprobación a los trabajos, tuvo responsabilidad en la liberación del trabajo lo que causó el accidente, cuando un golpe perforó un ducto de la Petrobrás, causando el escape de gas.

 

El informe dice además que hubo fallas por parte de la empresa Queiroz Galvão, la que ejecutó los trabajos en desacuerdo con el proyecto. La constructora prometió manifestarse a través de un comunicado oficial. La empresa Dersa y el Consorcio Engevix, contratado para  la fiscalización,  no tomaron las precauciones necesarias para que el trabajo siguiera el proyecto.

 

Constructora niega error en perforación del ducto

La Constructora Queiroz Galvão divulgó (viernes 28.09.01) una nota a la prensa afirmando que los trabajos que causaron la perforación del ducto de la empresa Petrobrás en el Anillo Vial Mario Covas, en el km 20   de la  Carretera Castelo Branco, fueron hechas bajo la orientación y fiscalización de los órganos competentes – en el caso las empresas Desarrollo Rodoviario (Dersa) y Petrobrás. La empresa  se ha negado a comentar el informe de la  empresa Dersa, que la responsabiliza.

 

Fuente: O Estado de São Paulo, Jornal   da  Tarde y Folha de São Paulo en el período de 15.06 al 29.09 de 2001.

 

 

Comentario : Risk News

Con la construcción del gasoducto Bolivia-Brasil,  pasando por los principales centros poblados del país,  región sur y sureste, e incluso las tuberías bordeando lo largo de las principales carreteras del país, estamos descubriendo el lado negro de ese tipo de energía, la que será utilizada como insumo de la matriz energética brasileña (termoeléctricas) y equipos industriales.

 

En los países en que predominan como fuente energética los productos inflamables (gas, petróleo) los accidentes ocurren casi todos los años, provocando grandes tragedias (muertes, contaminación, evacuación de  la población, etc.).

 

Las autoridades involucradas con la defensa civil  no están preparadas para actuar en  una emergencia  de desastre de grandes proporciones, debido a:

  1. Falta de un mapa de riesgos actualizado de las líneas de tuberías que pasan por el lugar, que transportan productos peligrosos, 
  2. Número insuficiente de hospitales especializados en quemaduras en lugares estratégicos (los hospitales deben tener un plan de emergencia para actuar en ese tipo de desastres, ya que podrían recibir un gran número de víctimas simultáneamente). Los hospitales deberán ser clasificados para recibir las víctimas conforme su gravedad, a fin de evitar que un paciente con heridas leves sea enviado a un hospital especializado.
  3. Número insuficiente de equipos de rescate con paramédicos para primeros auxilios.
  4. Lo más importante, es la falta  de un plan de emergencia para desastres en general (elaboración, preparación y entrenamiento), involucrando a las autoridades responsables y a las comunidades.

Histórico de accidentes

 

25 de febrero de 1984 – Cubatão - SP

La explosión de un ducto  de la empresa  Petrobrás en Cubatão (58 km de São Paulo) causó la muerte de 93 personas en la población Villa Socó. Hubo un escape de 700 mil litros de gasolina desde un gasoducto de la  Petrobrás, eso debido  a la excesiva presión de bombeo, incendiando cerca de 500 viviendas básicas.

Investigaciones señalaron la posibilidad de que pudo haber más de 500 víctimas,  ya que más de 400 personas no fueron encontradas.

 

28 de septiembre de 1993 – Terejias - Venezuela

Una máquina retroescavadora, de la Compañía de Teléfonos, la que ejecutaba trabajos de instalación de cables de fibra óptica en el lugar (carretera Caracas)  choco contra la tubería.

El accidente provocó un incendio, cuyas llamas llegaron hasta 50 mts. , de altura.

Autos y buses que circulaban por el lugar  al momento del accidente, fueron alcanzados por las llamas.

Víctimas : 53 muertos y 60 heridos

 

Octubre de 1998 – Nigéria

Más de mil personas fallecieron en Octubre de 1998, muchas totalmente carbonizadas, cuando las tuberías de donde robaban gasolina en la región de Jesse, sur de Nigéria, se incendiaron.

 

19 de agosto de 2000 – Nuevo México - EUA

El oleoducto, que pertenece a El Paso Energy Corp., explotó formando una enorme bola de fuego, la que alcanzó a 12 miembros de dos familias del Estado de Nuevo México, quienes estaban acampando a orillas del río Pecos. Entre los muertos se contaron cinco niños menores de seis años, incluyendo dos gemelos de 6 meses de edad.

 

30 de novembro de 2000 – Nigéria

Más de 30 personas murieron en Nigeria  en un incendio provocado por una fuga de un oleoducto cercano a una villa de pescadores, próxima a la ciudad de Lagos, el mayor centro comercial do país.

 

Marzo del 2000 - Nigeria

Por lo menos 50 personas murieron quemadas cuando el fuego alcanzo el petroleo que escapaba de un oleoducto en Umuichiechi-Umingbede, una pequeña ciudad de Nigéria. Las víctimas estaban recolectando el líquido en baldes cuando ocurrió el accidente. Las autoridades aún no han  determinado las causas del início del fuego. En 1998 más de 700 personas murieron en el incendio de un oleoducto en Nigeria.

 

10 de Julio del 2000 - Nigeria

La explosión de un oleoducto en una localidad del sur de Nigeria provocó la muerte de al menos 250 personas que estaban robando gasolina.


 Explosión de camión estanque de GLP

 La explosión de un camión estanque que transportaba 20 toneladas de gas (GLP).

El fuego provocado por la explosión abarco una área de 100mts., y continuo por más de una hora destruyendo la vegetación.

 

Causas :

Las hipótesis apuntan a un derrame de gas o a una mala maniobra del conductor del camión estanque, el que habría intentado evitar atropellar a un peatón.

 

Cuerpo de bomberos:

Más de 50 hombres del Cuerpo de Bomberos y de la Policía Federal trabajaron en el lugar.

 

Daños materiales:

La explosión alcanzo a cuatro automóviles y otros siete camiones, los que resultaron totalmente destruidos.

 

Víctimas :

Cuatro personas totalmente carbonizadas y 10 heridos.

 

Fecha : 20.03.98

Horario : 20h30min

Lugar   : Serra de São Vicente - 70 km de Cuiabá - tramo de la BR-364

 

Fuente: O Estado de São Paulo - 1998

Traductor : Francisco Diaz-Valdes Grez

Risk News es un clipping semanal  de Vera Publicaciones con circulación dirigida  a Especialistas en Prevención de Riesgos. Queda rigurosamente prohibida  la reproducción del informativo, en cualquier medio de comunicación, electrónico o impreso. Periodista Responsable:  Vera Eunice D’Ângelo – Email: vera  dangelo@uol.com.br

 itfuego.com

 

VOLVER

Enviar correo electrónico a info@itfuego,com , con preguntas o  comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2000/ 2014 -itfuego.com- I.T.F - Instituto Tecnológico del Fuego. Todos los derechos reservados